Reflexiones de media noche

Lección de vida

2016-04-04 15.04.18

Ser único significa mucho más que ser demente, hablo para mis adentros, que son muy experimentados en cuestiones de locura. Leí algún día que para ser único debes saber que cada persona tiene un letrero colgado en el cuello que dice “hazme sentir importante”. De dejar huella, de eso se trata la vida. En ocasiones, ser diferente se confunde con ser único, es fácil caer en esa ambigüedad, y es que ser diferente es propio de personas casuales, y ser único, es de personas extraordinarias, porque no cualquiera sabe hacer sentir importante a otros, por “insignificantes” que así parezcan. Siendo justos, el acto de hacer sentir importante es un arte que pocos dominan.

Una de las características de los seres únicos es la franqueza, manifestada en cada aspecto de la vida, pensamiento, palabra, obra y omisión. Eso puede evitar malos entendidos, pero sobre todo puede evitar más corazones rotos, pues el mundo de hoy necesita más corazones enteros, colmados de confianza. Pero como alguien me dijo un día, eso solo lo saben las personas que han sufrido grandes tristezas, generalmente las que han estado cerca a la muerte.

Según mi perspectiva, el universo se rige por unas leyes de compensación, y eso es Dios, la coherencia misma, por eso es que tal vez he dejado de creer en tanta gente que se arrodilla ante Dios en público, pero que distan millones de kilómetros de la coherencia. ¿Cómo se puede abrazar el fuego sin quemarse?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s