Poemas

Vino y se fue

Huele a esencia de tierra
A rigor del sol sobre la cepa,
A rocío matutino bañando la negra urbe,
A filas de enredado verde despuntando el alba,
A los perfumes propios de la evocación.

No se puede discernir entre la locura y la decencia,
Liberamos taninos de sensualidad,
La cordura no tiene cabida,
Y los violetas se impregnan en el cristal de la noche callada.

1 comentario en “Vino y se fue”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s