Poemas

Rendición

Ahí viene, es una sola,
Abárcame ahora,
Al ritmo de la fuerza de tu cuerpo,
Y al vaivén de tus indescriptibles caricias.
Haz de mi alma la tuya,
No titubees,
No pidas permiso a mis maneras,
Hazlo ya, sin demora, vida mía,
Porque el miedo me invade.
Siente cómo palpita mi existencia,
Es el temblor virginal que ya conoces,
Reconóceme esta noche más que nunca,
Percibe el sudor de mis ojos al mirarte,
Percibe el calor de mi silencio al tocarte,
Percibe el grito irresoluto de mi amor,
Porque aún cuando en apariencias,
Mi naturaleza no la hayan encontrado tus ojos,
Cuando refundías tus pensamientos,
En otras esperanzas,
En otros instantes,
Allí estuvieron todos ellos,
Contemplando el universo,
En un abandonado gesto tuyo.

1 comentario en “Rendición”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s