Canciones, Poemas

Blues 333

Es de noche

En el antiguo pueblo.

Yo termino de escribir

Una carta sin final

Un movimiento involuntario

Y de pronto la copa cae.

Hay vino sobre mi alfombra,

Y yo riego la sal.

No soy mujer de agüeros

Pero mis pies descalzos

arden sin sesar,

Y entonces la carta

Decido no acabar.

Es de noche

En el antiguo pueblo,

Mientras el vino

Consume a la sal.

De nuevo

Llega la hora sagrada,

Cuando los ojos

Se abren sin querer.

Están fuera de mi voluntad,

Ponen a rodar un blues de amor mental.

Y ahora soy yo

Quien se vuelve de metal.

Mi corazón ya no quiere escuchar.

Es de noche

En el antiguo pueblo,

Y escucho un cuento

De nunca acabar.

Otra vez me buscas

Sin quererme encontrar,

Te siguen gustando

Los juegos de azar.

La baraja está echada,

Juguetes como naipes

Te dispones a tomar.

Elige uno, reina de corazones,

Que yo ya no estaré más.

Es de noche

En el antiguo pueblo,

Y ahora mis letras

A otra luna cantarán.

Mis suaves notas,

tan vestidas de sol,

Ya no dan tono

a tanta oscuridad.

Es de noche

En el antiguo pueblo,

Y mi carta blanca

ya no quiere brillar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s